top of page

Control biológico de plagas

¿ QUÉ ENTENDEMOS POR PLAGA?

Una plaga se define como cualquier organismo vivo o conjunto de éstos (insectos, hongos, virus, bacterias, mamíferos...) que puede causar daños a plantas, árboles, cultivos, etc., y que tiene una repercusión (principalmente económica) para el ser humano.  De forma natural, todos los ecosistemas naturales mantienen un equilibrio, mantenido principalmente por dos grandes grupos: depredadores y presas. Los depredadores se encargan de estabilizar una población si ésta crece demasiado. Pero cuando el hombre intercede en el frágil equilibrio de estos ecosistemas, se reduce la cantidad de depredadores o incluso llegan a desaparecer algunas especies, se rompe el equilibrio a favor de la presa ya que han disminuido o desaparecido los depredadores, y de esta manera aparecen las plagas. 

 

 

 

                                                                                                                                                                           Foto 1. Plaga de pulgones en calabacines

¿QUÉ ES EL CONTROL BIOLÓGICO DE PLAGAS?

El cambio de paradigma de la agricultura

Los modelos de producción agrícola desarrollados durante las últimas décadas se han basado principalmente en la práctica del monocultivo. El monocultivo permite obtener mayores beneficios y minimizar la cantidad de herramientas y maquinaria necesaria, pero a cambio lleva asociados ciertos problemas específicos como el empobrecimiento del suelo, ya que se abusa de los mismos nutrientes, la contaminación de la tierra y las aguas subterráneas por el uso abusivo de productos fitosanitarios y pesticidas, y una mayor exposición a plagas y enfermedades, que son más difíciles de combatir debido a la pérdida de biodiversidad.

                                                                                                                                                                                Foto 2. Campo de monocultivo

Como alternativa a la agricultura convencional industrializada se han desarrollado modelos de agricultura basados fundamentalmente en el respeto al medio ambiente y en la obtención de alimentos más saludables. Uno de esos sistemas es la agricultura ecológica, la cual apuesta por la adopción de las siguientes medidas para prevenir las plagas y las enfermedades en los cultivos: 

  • Selección de especies resistentes: elegir variedades de plantas que se adapten bien al medio sobre el que los vamos a cultivar, ya que crecerán más fuertes y resistentes.

  • Perfeccionar los sistemas de cultivo: es más beneficioso para reducir las plagas y enfermedades utilizar sistemas mixtos de cultivo, rotar los cultivos y usar abono verde.

  • Aportar materia orgánica: aportar microorganismos al suelo, que favorecen la aireación y hacen que los nutrientes estén disponibles para las plantas.

  • Mantener los enemigos naturales de las plagas: ejercen un control biológico sobre los patógenos.

  • Planificar un calendario de cultivo y en densidades adecuadas: puede reducir la incidencia de plagas.

                                                                                                                                                                Foto 3. Campo de policultivo (agricultura ecológica)

Aunque apliquemos correctamente las medidas de prevención de plagas y enfermedades en la agricultura ecológica, pueden no ser suficientes para evitar el desarrollo de estos problemas en la salud de los cultivos y plantas. Cuando éstas se desarrollan, las medidas deben ir encaminadas a eliminarlas, lo que puede hacerse mediante un control biológico de las plagas. Existen diferentes métodos dentro del control biológico, como el uso de bacterias, hongos y la fabricación de pesticidas naturales. Pero lo que aquí nos concierne y de lo que vamos a hablar es del control biológico de plagas mediante los depredadores naturales

La función de la fauna útil en el control biológico de plagas

El papel de los pájaros insectívoros, de las aves rapaces, de los murciélagos y de algunos insectos en la lucha contra las plagas es aún bastante desconocido, pero sobre todo ha sido subestimado por los agricultores, aun y ser muy efectivo en el funcionamiento de los ecosistemas naturales. Si estudiamos un poco la dieta de los pájaros y murciélagos nos daremos cuenta de su importancia en el control de los enemigos naturales de los cultivos. Sin ir más lejos, los herrerillos y carboneros se alimentan de algunos insectos, como por ejemplo: 

- Los que aparecen en los cultivos de árboles frutales, como las orugas de la Polilla del manzano o Carpocapsa (Cydia pomonella); la Polilla del melocotonero (Grapholita molesta); la Anarsia (Anarsia lineatella), una de las plagas más importantes en frutales de hueso, cuyas larvas causan daños en los brotes terminales y en el fruto; la Mosca de la fruta (Ceratitis capitata); de pulgones, como por ejemplo el del manzano (Eriosoma lanigerum) y muchos más. 

- Los que aparecen en pinedas, la oruga Procesionaria (Thaumetopoea pitiocampa).

- Etc.

                                                                                                  Foto 4. Carbonero comiendo una oruga procesionaria                                Foto 5. Manzana afectada por la Polilla del manzano

 

Otras especies de aves a tener en cuenta en la lucha ecológica contra las plagas son:

- Las pequeñas rapaces nocturnas y diurnas: como por ejemplo el cernícalo, el mochuelo, o la lechuza, que se alimentan de roedores e insectos como saltamontes, grillos, ratones y topos. 

- Las golondrinas: se alimentan de insectos voladores, como dípteros (moscas y mosquitos), mariposas diurnas, pulgones, etc.

- La abubilla: se alimenta de ortópteros (saltamontes, langostas, grillos), coleópteros (escarabajos, mariquitas), lombrices de tierra, etc. 

- Los murciélagos: se alimentan de una gran cantidad insectos nocturnos y tienen una actividad crepuscular que coincide con la máxima actividad nocturna de las polillas voladoras. También se alimentan de polillas nocivas, como la Polilla del manzano o carpocapsa (Cydia pomonella), la Polilla del melocotonero (Grapholita molesta), la Anarsia (Anarsia lineatella) y la Polilla del racimo (Lobesia botrana). Un solo murciélago puede llegar a comer entre 2000 y 3000 insectos en una sola noche.

Hay algunos insectos que también tienen una función depredadora, como la larva de mariquita o la crisopa, grandes depredadoras de pulgones, entre otros. 

¿Por qué usar cajas nido para controlar las plagas?

 

Las cajas nido son refugios artificiales creados para que las aves o los murciélagos aniden en su interior cuando en el entorno no existen cavidades suficientes para ello. Con el fin de aumentar la población de depredadores naturales para controlar las plagas y volver a establecer el equilibrio natural, se pueden colocar cajas nido en el entorno de los cultivos precisamente para que estas aves y/o murciélagos dispongan de cavidades adecuadas donde nidificar. 

Para todas las especies que nos pueden ayudar en el control de plagas existe una caja nido específica, la cual permite recrear las condiciones de hábitat y de reproducción que precisa la especie que queremos favorecer. 

De este modo, encontramos cajas nido para: 

- Aves insectívoras: herrerillos y carboneros, principalmente.

- Cernícalo

- Mochuelo y lechuza

- Murciélagos

- Hoteles para insectos y mariposas

Si estuviera interesado en instalar nuestras cajas nido en sus cultivos como método de control de plagas, le ofrecemos nuestro asesoramiento y le realizamos un presupuesto sin ningún compromiso. 

CONTACTO

info@losnidosdedavid.com

604 116 707

Plaga de pulgones
Polilla del manzano
Campo de monocultivo
Policultivo.jpeg
Carbonero comiendo procesionaria.JPG
bottom of page